in

La generación que ya no quiere ser invisible

Tsunami LATAM encuestó a más de 20.000 personas para conocer las necesidades y los sueños de la nueva adultez

  • 67% de los argentinos tienen una rutina muy intensa con muchas actividades
  • 84% de los argentinos 45+ buscan estudiar y aprender sobre nuevos temas para estar actualizados
  • La totalidad de los argentinos 45+ entrevistados desean mantener la mente y el cuerpo activos para garantizar una independencia financiera

Tener 60 años hoy no es lo mismo que tener 60 años décadas atrás. Las generaciones van cambiando, la expectativa de vida se va extendiendo y, en consecuencia, el territorio de la vejez va evolucionando y cambiando sus códigos. ¿Cuál es la mirada sobre la cultura y esos nuevos códigos de los latinoamericanos de más de 45 años? Esta es la pregunta que se hace Tsunami LATAM, el grupo de investigación que llevó a cabo un estudio que pone el foco en dos generaciones invisibilizadas para liderar la conversación sobre la realidad, las oportunidades y los desafíos de estas personas.

El estudio consistió en investigar la nueva madurez en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay a partir de entrevistas cuantitativas y cualitativas para poder entender el comportamiento, las necesidades y los sueños de los latinoamericanos 45+, teniendo en claro los puntos de vista locales para poder identificar los mayores desafíos. “Es a partir del intercambio entre generaciones que el ser humano viene desarrollándose cada vez más. Ser viejo no significa el pasado, sino el futuro de todos nosotros”, señala Tomas Balmaceda, otro de los líderes del proyecto.

Fueron más de 20.000 personas las que se encuestaron en el proceso de investigación, convirtiéndolo en el más grande de su tipo en el mundo. Cada encuestado correspondía a la Generación Invisible, que comprende a quienes tienen entre 45 y 59 años, o a la Generación Plateada que está formada por las personas de más de 60. Ambas generaciones se caracterizan por ser dejadas de lado en muchas de las conversaciones públicas, incluso en el caso de las personas de entre 45 y 59 años que son la masa económicamente más activa de la región. Por su parte, la Generación Plateada vive su vida de una manera muy distinta a la de hace dos décadas, pero esto es raramente tomado en cuenta.

“Nuestro objetivo es crear una mejor sociedad para la madurez, entender sus necesidades y sueños actuales que no son los mismos que los de antes. Creemos que para ayudarlos tenemos que conocerlos, y para ello trabajamos”, señala afirma Tomas Balmaceda, otro de los líderes del proyecto.

Este estudio de TSUNAMI Latam fue liderado por Data8 y realizado en alianza con No Pausa, OpinionBox y Pontes. Además, contó con el apoyo de la Universidad de San Andrés, FinDis y No Pausa. La investigación se suma a la larga trayectoria de Tsunami LATAM que ha llevado a cabo el estudio más grande y con mayor impacto sobre la economía plateada en Brasil, además de 3 estudios inéditos sobre el impacto de la longevidad en la vida de las personas, negocios y sociedad en alianza con la Fundação Dom Cabral.

RESULTADOS DESTACADOS SOBRE ARGENTINA:

  • 38% de los argentinos arriba de 60 años dice tener ingresos suficientes para su vejez
  • 22% de la población 60+ en vive en Buenos Aires
  • Menos del 2% de los argentinos mayores están institucionalizados en hogares, residencias u hospitales
  • La totalidad de los argentinos 45+ entrevistados desean mantener la mente y el cuerpo activos para garantizar una independencia financiera
  • 67% de los argentinos tienen una rutina muy intensa con muchas actividades
  • 84% de los argentinos de ambas generaciones buscan estudiar y aprender sobre nuevos temas para estar actualizados
  • Las prioridades tanto de la Generación Invisible (45 a 59 años) como la Generación Plateada (más de 60 años) se ordena de la siguiente manera: viajar más – cuidar la salud – planificar el futuro financiero – tener más tiempo para pasatiempos – pasar más tiempo con la familia