en

Que no sea solo un slogan decir “Cada uno con su mate”

Hoy más que nunca la responsabilidad social y la solidaridad son valores que debemos continuar adoptando los argentinos. En este sentido, debemos mantener las medidas de precaución y la concientización para evitar el contagio de COVID-19. “Cada uno con su mate, nos cuidamos entre todos” no solo es una campaña de comunicación sino también es recordar que el cambio en nuestros hábitos de consumo han venido para quedarse por un largo tiempo.

La comunidad matera tiene la posibilidad de compartir un momento de felicidad para continuar disfrutando de su bebida favorita. El contexto que atravesamos nos ha llevado a adoptar nuevos hábitos y que cada uno disfrute con su propio mate forma parte de ellos” afirma Brian Taboada, gerente de Calidad de CBSé.

En este sentido, recordemos las sugerencias más importantes para que matear siga siendo posible: en primer lugar, tomar mate de manera individual sin compartirlo. Asimismo, se debe limpiar el mate después de cada uso. En el caso de que sea de calabaza o madera esto se realiza con agua caliente y se seca con papel de cocina o repasador para evitar el crecimiento de hongos. De tratarse de otros materiales, se lava con abundante agua potable. La bombilla también debe higienizarse luego de ser utilizada, y una vez por mes se recomienda una limpieza más profunda sumergiéndola en agua hirviendo y dos cucharadas de bicarbonato de sodio durante 25 minutos. Se retira, se deja secar y en caso de haber quedado restos sólidos, fregar con un cepillo.

Por otra parte, los termos forrados en materiales porosos dificultan la limpieza y desinfección, o pueden deteriorarse en estos procesos. Los cepillos limpia vasos son muy útiles para eliminar restos sólidos dentro del termo.

Reforzando los cuidados correspondientes a la hora de consumirlo, podemos disfrutar del mate y seguir reuniendo lo bueno.

Reunir lo bueno es cuidarnos entre todos. Sigamos disfrutando, cada uno con su mate.